Skip to Content

Indemnización

El pago de la prima garantiza recibir una compensación (la indemnización) en el momento en que se produzca el hecho contra el cual se protege mediante el contrato de seguro y conforme a las características de dicho contrato. Por lo tanto, el seguro es una actividad indemnizatoria.

La finalidad de la indemnización es devolver al asegurado a la situación inicial. En otras palabras, al comprar un seguro se adquiere una promesa, una prestación futura.

En definitiva, esto significa que el seguro no es un producto material, sólo se materializa cuando ocurre el siniestro pero la garantía de indemnización siempre existe, está ahí desde el primer día de entrada en vigor del seguro.

Back to top