Skip to Content

Consulta al experto

El experto en seguro te puede resolver las dudas que tengas relacionadas con temas generales de seguros y explicarte términos que no entiendas. Antes de realizar tu consulta examina la relación de Preguntas Frecuentes que ponemos a tu disposición.

Para cuestiones relacionadas con reclamaciones individuales a las compañías de seguros, selección y comparativa de productos y tramitación de siniestros particulares, tendrás que dirigirte a tu aseguradora o a tu mediador de confianza.

Envía tu consulta

Últimas preguntas recibidas

Según la normativa vigente en España, no es obligatorio contratar el seguro de caución, ya que puede hacerse mediante la contratación de aval y además en el artículo 21.3 g) se prevé que se debe acreditar la capacidad financiera salvo que no cobre las primas ni pague las indemnizaciones, por lo que si no cobra primas ni paga indemnizaciones no deberá contratarlo.

Desde un punto de vista asegurador no existe una obligación legal definida para ninguna de las partes, por lo tanto, pueden contratar el seguro cualquiera de los dos
No obstante, al margen de la normativa aseguradora podrían establecerse otras obligaciones sobre la contratación de un seguro para el caso que comentas; por ejemplo, puede existir una norma autonómica o local que lo establezca u otro tipo de acuerdos como estatutos de comunidad de propietarios, contrato de hipoteca, contrato de alquiler, etc. Por lo tanto, habrá que actuar conforme se exija en estas normas.

En el seguro de responsabilidad civil existe varias teorías sobre cuando se entiende producido el siniestro y estas teorías motivan diferentes modalidades. En la modalidad "por ocurrencia" el siniestro coincide con el hecho que genera del daño, mientras que la modalidad claim  made se considera siniestro la reclamación del tercero perjudicado.
Por ejemplo, si se producen daños por agua en una vivienda en la primera modalidad el siniestro se produce en el momento en el que se han ocasionado los daños (siempre que estén cubiertos por la póliza correspondiente), en el segundo de los casos solo cuando un tercero perjudicado reclame (por ejemplo, un vecino)  se entenderá que se ha producido el siniestro.

No. En España, las aseguradoras redactan los contratos en función de lo que pactan con el asegurado y, por supuesto, siguiendo el marco normativo vigente; por este motivo cada contrato contiene unas coberturas diferentes. Sin embargo, es habitual que todas ellas recojan una serie de coberturas generales que suelen ser muy similares y que hacen referencia a las condiciones generales de funcionamiento de la actividad aseguradora. 

Además, cada aseguradora puede ofrecer unos servicios adicionales a sus clientes que se reflejan habitualmente en los contratos (por ejemplo, hay aseguradoras que ante un siniestro ofrecen un vehículo de sustitución mientras reparar el del asegurado y otras que no).

Según la legislación española "el asegurador está obligado a satisfacer la indemnización al término de las investigaciones y peritaciones necesarias para establecer la existencia del siniestro y, en su caso, el importe de los daños. En cualquier caso, el asegurador deberá efectuar, dentro de los cuarenta días a partir de la recepción de la declaración del siniestro, el pago del importe mínimo de lo que el asegurador pueda deber, según las circunstancias por el conocidas." Además, lo habitual es que el asegurador indemnice la cantidad total establecida en un plazo de tres meses desde que ocurre el siniestro.
Si el asegurado no respeta estos plazos lo normal es que haya un pago “extra” por la demora. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no habrá lugar a dicho pago cuando la falta de satisfacción de la indemnización o de pago del importe mínimo esté fundada en una causa justificada.
También hay que tener en cuenta que los plazos indicados pueden quedar temporalmente en suspenso si existen procesos judiciales abiertos para determinar si procede o no, o en qué cuantía, el pago de la indemnización.
Pero hay que tener en cuenta que el asegurado también tiene obligaciones en caso de siniestro; una de ellas consiste en comunicar el siniestro dentro de los 7 días siguientes a la ocurrencia del mismo.

La cancelación de una póliza que no haya vencido aún está sujeta, en España, a determinadas normas que se rigen según la Ley de Contrato de Seguros. En concreto, en su Artículo 22º, tanto la aseguradora como el tomador del seguro pueden no renovar el contrato mediante una notificación escrita a la otra parte, efectuada con al menos un plazo de dos meses de anticipación al vencimiento del contrato. Es recomendable enviar una carta o un fax a la entidad aseguradora indicando los datos del tomador, el número de póliza y un escrito breve de no renovación del contrato.

Muchas personas dejan de pagar el recibo cuando desean anular la póliza. Sin embargo, ésta no es una práctica válida por la legislación y posibilita que la entidad pueda reclamar el importe total de la póliza por no haber comunicado en la forma correcta la no renovación del seguro.

En cuanto a la contratación de otro seguro, te aconsejamos que contactes con distintas compañías para que los profesionales puedan asesorarte sobre los productos que más se adaptan a tus necesidades.

Depende de las coberturas que tengas contratadas. Te aconsejamos que leas detenidamente tu póliza del seguro de hogar ya que es el documento en el que se recogen todas las condiciones generales y particulares de los seguros que contratamos así como sus limitaciones y exclusiones.

Si tienes alguna duda o necesitas una explicación sobre algún término que no comprendas debes acudir a los profesionales de la compañía ya que ellos te pueden explicar exactamente el motivo por el cual un siniestro está o no cubierto.

Sí, existe la posibilidad de contratar seguros por días. Para ello, y en función del bien que quieras asegurar, debes dirigirte a las oficinas de la compañía de seguros con la que quieras contratar (o a tu corredor de seguros) para que te informe de las condiciones del mismo.

La legislación vigente indica que se tiene que asegurar el vehículo importado desde otro Estado miembro del Espacio Económico Europeo, en un período máximo de 30 días, a contar desde que el comprador aceptó la entrega del vehículo, aunque éste no tenga matrícula española; dichos vehículos podrán ser asegurados temporalmente mediante un seguro de frontera.

Para contratar dicho seguro puedes acudir a OFESAUTO que es la Oficina Española de Aseguradores de Automóviles y el vehículo contará exclusivamente con la cobertura para daños corporales y materiales causados a terceros, según los límites establecidos.

Transcurrido este plazo el vehículo deberá estar registrado con matricula española. Por tanto, mientras que conserva la matricula del país de origen (exclusivamente 30 días), el seguro solo puede ser de frontera, una vez pasado el plazo el vehículo debe ser matriculado en España y a partir de ese momento puedes contratar libremente el seguro que consideres; teniendo en cuenta que es obligatorio contratar un seguro de responsabilidad civil para poder circular en territorio español.

Si se trata de un hogar protegido por un seguro que ampara los siniestros por lluvias, la situación estará cubierta o no en función de lo que se señale en las condiciones de la póliza y, teniendo en cuenta, la ley que rija; en el caso de España es la Ley 50/1980 de Contrato de Seguro. Esta ley indica que el siniestro debe de ser comunicado a la compañía aseguradora en un plazo máximo de 7 días (Art. 16). A partir de la comunicación, la compañía aseguradora dispone de 40 días para realizar el pago mínimo del siniestro (Art. 18). Sin embargo, a partir de la notificación del siniestro, el asegurado debe comunicar por escrito a la compañía la relación de daños que se han producido en el siniestro ( Art. 38) y las aseguradoras suelen verificar las causas del siniestro mediante el envío de un perito.

En este caso, lo habitual es que la compañía compruebe los límites de precipitaciones en la zona, y si han superado los que se definen en la póliza; si no se superan esos límites la compañía podría indicarle que el siniestro no se encuentra amparado. Además debe analizarse si existen exclusiones ya que si la causa fundamental está excluida, como puede ser un defecto de mantenimiento, error de diseño o constructivo, la compañía aseguradora podría indicarle que no está en la obligación de atender las consecuencia del siniestro.

Si el hogar se ubica en un edificio de viviendas, serías un tercero perjudicado frente a la comunidad de propietarios; podrías reclamar los daños a la comunidad y, por lo tanto, a la compañía aseguradora.

En principio y sin más datos que los que nos comentas la aseguradora tendría razón ya que parece haber notificado en una dirección valida. Hubo un error en la póliza, pero la Ley de Contrato de Seguro de España se prevé este supuesto en el artículo 8 donde se establece lo siguiente: "Si el contenido de la póliza difiere de la proposición de seguro o de las cláusulas acordadas, el tomador del seguro podrá reclamar a la entidad aseguradora en el plazo de un mes a contar desde la entrega de la póliza para que subsane la divergencia existente. Transcurrido dicho plazo sin efectuar la reclamación, se estará a lo dispuesto en la póliza".

Según esto, la aseguradora ha notificado en la dirección que figura en la póliza que es la que prevalece.

En cuanto a la comunicación de baja, la ley señala que ha de manifestarse por escrito a la otra parte, sin necesidad de que esta notificación revista una formalidad especial.

En España, el artículo 38 de la Ley de Contrato de Seguro establece el procedimiento de la determinación de la indemnización de seguros, incluyendo la peritación de los daños. Sin embargo, en el caso que planteas no se trata de una indemnización del contrato de seguro ya que la comunidad no está asegurada.

Entendemos que será de aplicación el código civil y lo que expongan sobre procedimientos judiciales y extrajudiciales de reclamación. Por lo tanto, deberíais consultar con un experto en estas materias que os podrá ayudar mejor que nosotros.

Lo que debes hacer es contactar con la compañía con la que contrataste el seguro. Ellos te informarán de los pasos a seguir para el cobro de la prestación.

Recuerda que siempre que tengas una consulta sobre cualquier término de la póliza o sobre las características de los seguros que tengas contratados, lo mejor es acudir a los profesionales del sector ya que ellos son quienes mejor te pueden resolver cualquier duda sobre tu póliza en cuestión.

El contenido de esta sección está elaborado por expertos de FUNDACIÓN MAPFRE bajo nuestra responsabilidad.

Back to top