Skip to Content

Descubre qué es la "Educación Aseguradora"

De acuerdo con la definición de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Educación Financiera es “el proceso por el que los consumidores financieros o inversores mejoran su comprensión de los productos financieros, conceptos y riesgos y, a través de la información, la enseñanza y/o el asesoramiento objetivo, desarrollan las habilidades y confianza para adquirir mayor conciencia de los riesgos y oportunidades financieras, tomar las decisiones informadas, saber dónde acudir para pedir ayuda y tomar cualquier acción eficaz para mejorar su bienestar financiero”.

El seguro, en su condición de producto financiero básico, debe entenderse y saber usarse, pues es en muchos casos el primer garante del mantenimiento de las necesidades personales más elementales (la vivienda, la salud o las condiciones de vida actuales y futuras) y uno de los principales productos de ahorro familiar. El correcto entendimiento de los beneficios, capacidades y limitaciones de los seguros es un factor clave de seguridad en la vida de las personas, y como tal, la educación aseguradora tiene que tener un papel destacado en la educación financiera de los ciudadanos.

Así, se puede establecer una definición de “Educación (o Cultura) Aseguradora” en paralelo con la anterior: es el “el proceso por el que los ciudadanos mejoran su comprensión de la actividad aseguradora, sus conceptos y riesgos y, a través de la información, la enseñanza y/o el asesoramiento objetivo, desarrollan las habilidades y confianza precisas para adquirir mayor conciencia de los riesgos y oportunidades que ofrece el seguro, tomar decisiones informadas, saber dónde acudir para pedir ayuda y llevar a cabo cualquier acción eficaz para mejorar su bienestar y seguridad”.

Back to top