Con independencia de que algo sea o no asegurable no siempre existen seguros para todas las cosas. La mayoría de los seguros son productos preestablecidos, diseñados para cubrir una o más situaciones concretas.
Es la empresa que asume las consecuencias del riesgo que es objeto de cobertura en un contrato de seguro. Es sinónimo de “aseguradora” y de “entidad de seguros”.
Existir durante el tiempo del contrato
El comprador del seguro se denomina tomador. Es la persona que suscribe (paga) el contrato con la entidad aseguradora. No siempre es la persona asegurada ni el beneficiario.
Ser tasable en dinero
Es quien percibe la indemnización en los casos previstos por la póliza. Suele tener un vínculo común de intereses personales, familiares o económicos con el asegurado o con el tomador.
Tratarse de algo concreto, material o inmaterial
Ser objeto de una valoración lícita
Es la persona que en sí misma (o en sus bienes o su interés económico) está expuesta al riesgo.
Hay que tener en cuenta que no basta con contratar un seguro, también se debe reducir la exposición a los riesgos mediante otras medidas de protección, como tener de hábitos de vida saludables, conducir de forma segura, revisar las instalaciones domésticas, conservar y mantener adecuadamente los bienes, etc. 
Estar expuesto a perderse o a dañarse
Seguro de responsabilidad civil obligatoria para la conducción de vehículos de motor
¿Cuándo contratar un seguro?
¿Qué, quién, cómo y cuándo asegurar?
Para que las situaciones se resuelvan de la forma más satisfactoria y justa para ambas partes, es necesario recurrir a criterios técnicos, científicos, legales, médicos o incluso artísticos. Aquí es donde aparece el Perito o gestor técnico de siniestros, que es un profesional que se encarga de investigar, comprobar y certificar el origen y la magnitud de los daños producidos.
Seguro de responsabilidad civil del cazador
Seguro de responsabilidad civil para embarcaciones de recreo o deportivas
Siempre en caso de duda o para contratar ciertos tipos de seguros que puedan resultar más complejos, conviene buscar la ayuda de un especialista desde el principio, por su experiencia y conocimientos. 
¿Quiénes intervienen en un contrato de seguros?
Seguros de responsabilidad civil para tenencia de animales peligrosos
Para que el seguro actúe eficazmente es preciso conocer qué se puede asegurar, qué figuras aparecen en la actividad de seguros, cuándo se puede o se debe contratar un seguro y cómo es el proceso de asegurar.
La decisión de asegurar normalmente pertenece a la libre voluntad de las personas. En ocasiones, para realizar determinadas actividades hay obligación legal de contratar un seguro, como por ejemplo:
¿Cómo se contrata un seguro?
Seguro obligatorio deportivo, en deportes federados.
Para entender la actividad aseguradora resulta imprescindible conocer las distintas figuras que pueden aparecer en los contratos de seguros, las pólizas.
¿Qué se puede asegurar?
En una oficina, personalmente 
Por teléfono 
Actualmente es posible contratar un seguro con todas las garantías por múltiples vías, incluso sin salir de casa, bien sea por teléfono o por internet.
Por internet 
En general, se pueden asegurar casi todas las cosas materiales e inmateriales. Para que algo sea asegurable debe:
Esta clasificación es fundamental para ordenar los riesgos, separando grupos con características comunes para un tratamiento y valoración adecuados. Para alcanzar mayor precisión, los ramos suelen subdividirse en modalidades que agrupan riesgos afines.
Con independencia de que algo sea o no asegurable no siempre existen seguros para todas las cosas. La mayoría de los seguros son productos preestablecidos, diseñados para cubrir una o más situaciones concretas.