Skip to Content

Sistemas iniciales de protección

Sistemas iniciales de protección

Al producirse la primera Revolución Industrial, el trabajador se hace consciente de su desamparo frente a las largas jornadas de trabajo y los reducidos salarios. La alianza profesional y la huelga eran delitos y los empleadores no estaban obligados a solventar los gastos producidos por enfermedad o accidentes de trabajo. En este contexto surgen los sistemas iniciales de protección tales como el ahorro privado, la mutualidad, el seguro privado y la asistencia pública.

El ahorro privado

Es una previsión de carácter individual que consiste en reservar parte de los ingresos ordinarios.
Con el paso del tiempo esta medida de previsión es fomentada por los propios Estados. Sin embargo, este sistema resulta difícil de mantener en épocas de crisis cuando los salarios de los trabajadores a veces no permiten ni cubrir las necesidades básicas de la familia.

El mutualismo

Es otro sistema de previsión basado en la asociación entre miembros de determinadas colectividades para asumir riesgos tales como la vejez, la invalidez, la enfermedad y la muerte, a través de aportaciones económicas de sus miembros. 

Es importante destacar que en el mutualismo está ausente el propósito de lucro, ya que se inspira en el principio de solidaridad, el cual servirá de base de lo que hoy se conoce como Previsión Social tanto pública como privada.

El seguro privado

Aparece a finales del s. XV, vinculado al desarrollo del comercio marítimo, como un contrato de derecho privado en virtud del cual mediante el pago de una prima, estimada en función del riesgo asumido por la aseguradora, se obligaba al pago de un capital o indemnización al producirse el evento por el cual se contrata el seguro.
Cabe destacar el surgimiento de un tipo de seguro de vida en la Inglaterra del s. XVI un tanto especial y caracterizado por que se aseguraba la vida de una persona durante un corto periodo de tiempo, un año o incluso menos. Este seguro se basaba en proporcionar a los familiares del fallecido una indemnización en caso de deceso para que se pudiera compensar a los acreedores en caso de que falleciese sin haber saldado sus deudas.
Así, a día de hoy el seguro privado hace posible incluir dentro de su alcance a numerosos grupos de personas y empresas para proteger a sus trabajadores contra los accidentes del trabajo y las enfermedades profesionales.

La asistencia social

Surge para solucionar el problema de la indigencia nacido de la primera Revolución Industrial. Sin embargo, actualmente esta asistencia social puede ser privada, cuando la asumen instituciones de ese carácter, pública si es asumida por el Estado y mixta cuando se dan ambas características. 

Back to top