Skip to Content

Nivel no contributivo o asistencial

Nivel no contributivo (asistencial)

La protección a través de prestaciones no contributivas tiene como finalidad principal que el derecho a la seguridad social sea universal, es decir, que las personas que no hubieran cotizado nunca, o al menos no lo suficiente como para tener derecho a las prestaciones del nivel contributivo, estén protegidas ante determinadas situaciones. 

La financiación se obtiene de los presupuestos generales del Estado y la gestión de las cantidades provistas para tal fin se realiza a través de entidades gestoras especializadas. 

Las prestaciones que los estados suelen garantizar en su modalidad no contributiva difieren en función del país al que nos refiramos ya que están sometidos a regulaciones específicas. Sin embargo, en líneas generales, hablamos de cuatro tipos básicos:

  • Pensiones: son prestaciones económicas que se proporcionan de forma periódica, por ejemplo mensualmente, y cuya duración es vitalicia o hasta alcanzar una edad determinada. Dentro de esta modalidad se encuentran las pensiones de jubilación o invalidez.

  • Subsidios (ayudas económicas): consisten en prestaciones periódicas y de duración temporal mientras dure la situación que las genera, como por ejemplo, una enfermedad.

  • Indemnizaciones: prestaciones económicas que se abonan una sola vez. 

  • Otras prestaciones de carácter no económico como, por ejemplo, las que se destinan a la protección familiar y los servicios sociales.

Back to top