Skip to Content

Otras figuras

Perito o gestor técnico de siniestros

Dentro de la variedad de supuestos que se encuentran en la actividad aseguradora, una gran proporción corresponde a conceptos que,pueden ser interpretados y entendidos de formas diferentes por cada una de las personas involucradas. 

Debido a estas disparidades o contradicciones muchas veces es necesario recurrir a criterios técnicos, científicos, legales, médicos o incluso artísticos para que las situaciones se resuelvan de la forma más satisfactoria y justa para ambas partes.

Otros profesionales

La consecuencia de un siniestro cubierto por el seguro es la indemnización. Ésta puede ser económica o, en muchos casos, la prestación de un servicio.

Este tipo de servicios profesionales puede ser de muy diversa índole: desde los reparadores de daños materiales (pintores, fontaneros, electricistas, etc.) hasta el asesoramiento en múltiples situaciones económicas y legales (abogados, economistas, gestores, etc.), pasando por los servicios médicos y personales (gestores funerarios, fisioterapeutas, médicos, etc.).

Estos profesionales pueden pertenecer o no a la aseguradora, pero siempre actúan bajo su responsabilidad.

Por ejemplo, a menudo en un seguro de incendio el pago de la indemnización depende del origen del mismo, lo que no siempre es fácil de determinar; normalmente, en estos casos se acude a un experto técnico.

Un perito es un profesional que se encarga de investigar, comprobar y certificar el origen y la magnitud de los daños producidos, para que las partes puedan gestionar los siniestros de forma adecuada.

Su objetivo consiste en determinar el importe a indemnizar por caminos extrajudiciales, de forma que las partes acepten su opinión y no sea necesario acudir a los procesos judiciales para liquidar el siniestro.

Back to top