Skip to Content

El sector asegurador, al servicio de los autónomos

Viajes postcovid: más seguros que nunca

Sin duda, el colectivo de los autónomos ha sido uno de los más perjudicados por la crisis sanitaria del coronavirus. El cierre de muchos negocios y la falta de actividad durante el estado de alarma ha colocado a estos profesionales en una situación crítica que, desgraciadamente, tras el levantamiento de las restricciones se sigue agravando.

Imposible levantar la persiana

Según una reciente encuesta de ATA (Asociación de Trabajadores Autónomos), aunque el 90 por ciento de estos profesionales ha conseguido retomar su trabajo, la actividad media ha caído un 60 por ciento respecto al año anterior. Levantar la persiana se está convirtiendo para muchos de ellos en sinónimo de perder dinero.

El mejor termómetro

El sector asegurador comprendió desde el inicio de la crisis la gravedad de la situación. Se da la circunstancia de que muchos profesionales autónomos son proveedores de las empresas de seguros: reparaciones del hogar, talleres de coches, gruistas, centros médicos…

Esta especial y estrecha relación ha sido el mejor termómetro para medir las necesidades de estos profesionales y para poner en marcha medidas encaminadas a ayudarlos en esta situación. Por ejemplo, algunas aseguradoras han descontado parte de las primas de seguros contratadas durante el estado de alarma; también han ofrecido la posibilidad de fraccionar pagos y, sobre todo, han duplicado personal para ofrecer servicios de información y asesoramiento: ayudas públicas aprobadas por el Gobierno, aplazamientos fiscales, solicitud de créditos, trámites administrativos…

Renta 2019

Otro “dolor de cabeza” añadido ha sido que, con independencia de si la actividad de los autónomos hubiera sido afectada por la COVID-19, estos trabajadores tuvieron que realizar la declaración de la Renta 2019 en tiempo y forma. Desde el sector asegurador se han ofrecido servicios gratuitos de asesoramiento fiscal.

Todas estas medidas no son sino la lógica continuación del apoyo y cercanía que las aseguradoras ya venían ofreciendo al colectivo. Sin duda, el sector seguirá trabajando en acciones específicas que contribuyan a que la actividad de los autónomos se recupere de este gran bache.

Volver a ACTUALIDAD

Back to top