Seguros y pensiones para todos

¿Cuánto necesitas para vivir de las rentas?

¿Cuánto necesitas para vivir de las rentas?

Inicio > Blog > ¿Cuánto necesitas para vivir de las rentas?

Imagínatelo. Vivir cómo quieras sin tener que trabajar, o dedicándote a lo que realmente te gusta. En eso consiste básicamente vivir de las rentas, en contar con ingresos mensuales que cubran tus gastos sin necesidad de un trabajo al uso de nueve a dos y de cuatro a siete.

En pocas palabras, el sueño de millones de españoles. ¿Es posible conseguirlo? La respuesta es afirmativa. De hecho, en internet abundan historias de personas que lo han conseguido y también de quienes están en aras de hacerlo.

Sin embargo, que sea posible, e incluso simple, en concepto, no es sinónimo de que sea fácil ni sencillo. Para poder vivir sin trabajar, necesitarás primero ahorrar una parte de tu salario e invertirlo después.

En cualquier caso, el primer paso de tu camino será hacer números y calcular cuánto dinero necesitas para vivir sin trabajar.

Cuánto dinero necesitas para vivir de las rentas

Calcular la cantidad que te hace falta para vivir sin trabajar es similar a calcular cuánto necesitarás al jubilarte.

De hecho, ni siquiera hacen falta fórmulas matemáticas: sólo tienes que averiguar cuáles serán tus gastos anuales, cuánto vas a necesitar para mantener el estilo de vida que quieres llevar cada año.

A partir de ahí hay diferentes fórmulas para alcanzar el objetivo, como veremos más adelante. Con algunas necesitarás más dinero de partida y con otras construir fuentes de ingresos recurrentes. En otras palabras, rentas periódicas que cubran esa cantidad.

Antes de llegar a ese punto, hay una cuestión clave en la que es posible que no hayas reparado. Cuanto más necesites para vivir, más dinero tendrás que acumular o generar cada mes. Por eso mismo, para vivir de las rentas es tan importante el dinero que ganas como el dinero que necesitas, tus gastos.

Quienes sean capaces de afinar la cantidad lo tendrán más fácil que quienes piensen en una vida de lujo. Y es que, cuanto se trata de libertad financiera, tener claro cuánto es suficiente supone una enorme ventaja.

Cómo vivir de las rentas

Para vivir de las rentas únicamente necesitas suficiente dinero como para cubrir el coste del tipo de vida que quieras llevar.

Hay dos formas de lograrlo. La primera es crear distintas fuentes de ingresos pasivos que te permitan recibir una renta sin trabajar.

Aquí es donde entran opciones como comprar pisos para alquilar, invertir en acciones que repartan dividendos, o crear un negocio que otros gestionen por ti, entre otras.

La segunda es la más tradicional y la que seguramente responda a la pregunta inicial. Consiste en juntar una importante cantidad de dinero que irás recuperando o desinvirtiendo a lo largo del resto de tu vida. Y aquí es donde sí que hay que calcular cuánto necesitas para vivir de las rentas sin que se agote ese patrimonio.

En cualquier caso, las dos fórmulas son complementarias. De hecho, lo idóneo sería crear un sistema que mezcle las dos, con ingresos provenientes de rentas, como el alquiler de un piso, junto con un gran patrimonio que desinvertir.

Qué patrimonio hay que juntar para vivir de las inversiones

La idea de fondo es que vivirás del rendimiento que generen tus inversiones, ni más ni menos. La cifra concreta que te hará falta depende principalmente del dinero que tengas ahorrado y la rentabilidad que seas capaz de obtener.

Cuanto más dinero, menor rentabilidad necesitarás sumar para alcanzar una misma cantidad, y viceversa. A partir de ahí también es importante tener en cuenta los gastos de invertir (las comisiones que pagarás por el camino), y los impuestos que vas a pagar por tus inversiones (entre un 19% y un 26% de su rentabilidad).

Con esta premisa vamos a ver un ejemplo muy simple y orientativo. Para este caso no vamos a tener en cuenta la inflación, pero sí los impuestos que hay que pagar según lo que inviertas.

La siguiente tabla resume qué cantidad necesitarás acumular en función de lo que quieras tener disponible cada año, y la rentabilidad que puedas obtener.

Capital disponible cada año /
Rentabilidad obtenida
16.500 €23.000 €30.000 €40.000 €
Rentabilidad 1%1.990.000 €2.780.000 €3.650.000 €4.850.000 €
Rentabilidad 3%995.000 €1.390.000 €1.825.000 €2.425.000 €
Rentabilidad 5%398.000 €556.000 €730.000 €970.000 €
Rentabilidad 7%284.286 €397.143 €521.429 €692.857 €
Rentabilidad 10%199.000 €278.000 €365.000 €485.000 €

Para que lo entiendas mejor, si quieres tener 30.000 euros cada año, y eres capaz de lograr una rentabilidad del 5%, necesitarás juntar 730.000 euros y tendrás dinero de por vida.

Esta fórmula tiene dos hándicaps. El primero es que, si vas a retirar un dinero cada año, y ese va a ser el dinero que necesitas para vivir, difícilmente querrás arriesgar mucho y, como ya sabes, rentabilidad y riesgo van de la mano al invertir, aunque el tiempo ayuda a reducir esa relación.

El segundo es que con esta fórmula nunca se agotará tu capital, pero necesitarás juntar mucho más dinero que si vas desinvirtiendo poco a poco. Es decir, si en lugar de mantener el principal, vas retirando un poco de dinero cada año, de manera que lo que recibas será una parte de intereses y otra del capital invertido.

Una forma de calcular cuánto puedes retirar de tu fondo sin que el dinero se agote es la regla del 4%. Esta fórmula, ideada por la Trinity University norteamericana, te ayudará a dar con la tasa segura de retiro como o safe withdrawal rate, que es el porcentaje del capital que puedes recuperar cada mes para extenderlo hasta 25 años.

La clave, disfrutar del camino

Más allá de los cálculos para poder vivir de las rentas y de si serás capaz o no de alcanzar esa ansiada libertad financiera, lo más importante es ser capaz de disfrutar del camino y saber que solo por ponerte en marcha ya estarás mejorando tu situación financiera.

Y es que, da igual si al final puedes vivir de las rentas, si te jubilas a los 40 o si tienes que esperar más. El hecho de tener ese objetivo hará que ahorres, inviertas, y vayas aumentando tu patrimonio, lo que tendrá un impacto positivo en tu vida y reducirá tu estrés financiero.

También te puede interesar…

Las 7 etapas de la libertad financiera ¿En cuál estás tú?

Las 7 etapas de la libertad financiera ¿En cuál estás tú?

Dividir ese camino en etapas te ayudará a ganar perspectiva sobre el punto en el que estás y lo estables que son tus finanzas personales. Además, así verás de forma mucho más clara tu progreso y mantendrás más alta la motivación. No hay una única división de las...

Seguro de vida y teoría de la responsabilidad decreciente

Seguro de vida y teoría de la responsabilidad decreciente

En otras palabras, te permiten planificar tus finanzas y tener el nivel de protección que necesitas en cada momento. Por eso mismo, la pregunta de cuándo conviene tener un seguro de vida va acompañada de fases concretas de la vida, y algo parecido pasa con la cuantía...

5 herramientas para ahorrar con tu herencia

5 herramientas para ahorrar con tu herencia

La gran diferencia es que sí sabes cuándo toca hacer la renta, pero no con cuánto tiempo debes planificar tu herencia. ¿La solución? Hacerlo cuanto antes para no dejar nada al azar. Así es como realmente podrás ahorrar tiempo y dinero a tus allegados. En qué consiste...

Nuevos canales de contratación de seguros, misma eficacia

Nuevos canales de contratación de seguros, misma eficacia

Los canales digitales cobran un especial protagonismo durante las primeras fases de la decisión de compra. En la actualidad, aproximadamente el 75% de los consumidores busca información online sobre los seguros de coche y salud y casi el 60% sobre los ramos de hogar,...

Cómo empezar a invertir en bolsa sin tener que comprar acciones

Cómo empezar a invertir en bolsa sin tener que comprar acciones

Hoy en día existen varias alternativas para comenzar a invertir en el mercado de renta variable sin tener ni una sola acción a tu nombre. De hecho, muchas de estas opciones son incluso más sencillas que lanzarte a adquirir títulos bursátiles por tu cuenta. ¿Quieres...

Alexa y OK Google te ayudan con el seguro de hogar

Alexa y OK Google te ayudan con el seguro de hogar

Regular las luces, la temperatura o activar las alarmas puede hacerse incluso sin necesidad de mover un solo dedo: los asistentes virtuales como Alexa o Google responden a nuestra voz y pueden conectarse con el control de estas funcionalidades para hacerlas más...