Skip to Content

Aseguradoras contra la ciberextorsión

Aseguradoras contra la ciberextorsión

“Su sistema informático ha sido atacado. Póngase en contacto con la siguiente dirección para negociar el rescate”. Con la aparición de este sencillo mensaje en la pantalla de un ordenador puede comenzar la pesadilla de un ataque ramsonware: programas maliciosos que bloquean el ordenador en el que el usuario guarda su información o la de su negocio y que exige un pago, tanto para recuperar los equipos como sus datos. ¿Qué hacer en estos casos?

Carrera contrarreloj

El tiempo es clave en esta situación. Si te has visto afectado por un ataque de este tipo, tienes la posibilidad de reportarlo al Instituto Nacional de Ciberseguridad, a través de la dirección de correo incidencias@incibe-cert.es, o bien puedes llamar al teléfono 017 desde donde te podrán dar indicaciones. Se recomienda, además, que lo denuncies: así se podrá investigar el origen del delito y colaborarás en las labores de prevención y en las acciones para capturar al ciberdelincuente.

Un equipo a tu servicio

Pero, además, el hecho de contar con un seguro de ciberriesgos hace que todo un equipo de profesionales se ponga a trabajar de inmediato para ayudarte. Las aseguradoras ofrecen servicios de 24 horas para frenar y solucionar el ataque. Por un lado, un equipo de soporte informático trabajará directamente en los dispositivos y, por otro lado, se actuará paralelamente en la dimensión jurídica y legal del ataque. Esta cuestión es especialmente importante, ya que la fuga de información sobre terceros debe comunicarse a la Agencia de Protección de Datos en 72 horas para evitar sanciones.

Brechas por el coronavirus

En el último año se han incrementado notablemente este tipo de ciberamenazas. La migración digital que ha impuesto la crisis del coronavirus se lo ha puesto más fácil a los “amigos de lo ajeno”: el teletrabajo ha abierto múltiples brechas de seguridad en las organizaciones. No obstante, conviene recordar que estos ataques ya no sólo afectan a grandes empresas: las pymes y los autónomos no están, ni mucho menos, a salvo de este tipo de delincuencia.

De ahí que las pólizas contra ciberriesgos permitan personalizar las coberturas a las particularidades de cada negocio. Estos seguros cubren las posibles pérdidas económicas que conlleva el tener un negocio paralizado durante el ataque, además de los gastos relacionados con la investigación forense, la defensa jurídica, el pago de multas, la limpieza y recuperación de los sistemas.

Volver a ACTUALIDAD

Back to top