Skip to Content

A cero emisiones, cero problemas

A cero emisiones, cero problemas

Si te estás planteando comprar un coche eléctrico o un coche híbrido, enhorabuena por tu decisión: no sólo ahorrarás dinero en combustible, sino que evitarás contaminar el medio ambiente ya que un vehículo tradicional emite una media de 2,3 kg de CO2 por cada litro de gasolina o de gasoil que consume. Lo que quizá no sepas es que los seguros para este tipo de automóviles tienen algunas peculiaridades que te interesará conocer.

Más baratos

La buena noticia: los seguros para este tipo de coches suelen ser más baratos que los que cubren a los vehículos de combustión. Además de las coberturas habituales que comparten con los vehículos tradicionales -asistencia en carretera, rotura de lunas, etcétera-, el seguro de los coches híbridos y eléctricos debe cubrir dos aspectos muy importantes: el cable de carga y el fallo por batería.

Protagonista: la batería

La batería es la “joya de la corona” de este tipo de coches. De hecho, es el componente más caro: los daños causados en la misma se pueden traducir en reparaciones que pueden alcanzar un coste de entre 10.000 y 20.000 euros. ¡No te preocupes! Es muy poco probable que se produzca un mal funcionamiento de la batería y por ello los fabricantes suelen garantizar este componente durante mucho tiempo o durante un número elevado de kilómetros.

No obstante, el seguro de tu vehículo híbrido o eléctrico tendrá que cubrir determinados daños relacionados con la sobretensión, los cortocircuitos, las mordeduras de animales o, directamente, con el robo del cable de carga.

No sirve cualquier grúa

Otra cuestión importante a tener en cuenta es la protección del coche cuando por una avería, por una descarga o, sencillamente, porque la batería se haya agotado, tenga que ser remolcado hasta la siguiente estación de carga. No todas las grúas están preparadas para remolcar vehículos electrificados, por eso es interesante que el seguro contemple cualquier tipo de daño por remolque.

Mayor conciencia medioambiental

En la actualidad, en España ya existen cerca de 45.000 vehículos híbridos y eléctricos matriculados. Esta cifra supone sólo un 0,18% de nuestro parque automovilístico. No obstante, los planes de ayuda para la compra de estos vehículos, el desarrollo continuo de infraestructuras como los puntos de recarga y una mayor conciencia medioambiental van a contribuir a que los consumidores se decanten por este tipo de coches a la hora de renovar una de las flotas más envejecidas de Europa, con una media de 11,6 años.

Volver a ACTUALIDAD

Back to top