Skip to Content

No sin mi billete

Seguro de viaje

¿Qué ocurre cuando una persona se sube a un avión sin haber adquirido un seguro de viaje? ¿Cuenta con algún tipo de protección? La respuesta es sí y se llama “seguro obligatorio de viajeros” (SOV). El SOV está incluido en el precio del billete del avión. En realidad, cada vez que pagas un billete en cualquier transporte público con capacidad para nueve o más personas (barco, tren, autobús, metro, etc…), o en otros medios con capacidad inferior en los que la tracción se hace por cables (funiculares, telesillas, etc…) ya lo estás pagando.

Protegidos por norma

La finalidad de este seguro es la de indemnizar a los viajeros cuando sufren daños corporales (asistencia sanitaria, invalidez permanente, incapacidad temporal y fallecimiento), la de responder ante cualquier daño o extravío de su equipaje y, en ocasiones, por los daños ocasionados por los retrasos. La cantidad que se fija como indemnización varía según el tipo de transporte. En el caso de las compañías aéreas, la norma que regula esta respuesta tiene su origen en el Convenio de Montreal. ¿Dónde puedes consultarla? Su trasposición al ámbito de la Unión Europea es el Reglamento CE nº.889/2002 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 13 de mayo de 2002.

Recuerda esta cifra: 113.100 DEG

Esta norma marca que la compañía aérea, por el simple hecho de serlo, es responsable de todos los daños que cause a los pasajeros en el marco del contrato de transporte y ha de responder hasta un importe equivalente a 113.100 Derechos Especiales de Giro (140.000 euros aproximadamente).

Pero ¿qué es un Derecho Especial de Giro? El DEG es una unidad monetaria que sirve, entre otras cosas, para fijar estas indemnizaciones. La institución que revisa su valor es el Fondo Monetario Internacional y equivale a la suma de determinadas cantidades de varias monedas: el dólar de EEUU, el euro, el renminbi chino, el yen japonés y la libra esterlina.

“Conserve su billete hasta el final del trayecto”

Como puedes imaginar, el fallecimiento o los casos de incapacidad total son los que reciben la máxima indemnización. Los límites van decreciendo según la menor gravedad de los daños. Lo mismo ocurre con el equipaje: no es lo mismo una maleta dañada que perdida o un simple retraso en su entrega. Por cierto, para que el equipaje se considere oficialmente perdido tienen que pasar 21 días. Si aparece antes, será retraso.

Recuerda que para poder reclamar este tipo de indemnizaciones tienes que conservar tu billete, ya sea impreso o electrónico.

Volver a ACTUALIDAD

Back to top