Skip to Content

On demand: seguros que se activan y desactivan

On demand: seguros que se activan y desactivan

Imagina que te encantara practicar bicicleta de montaña y que quisieras asegurar tu bici contra cualquier percance que pudieras sufrir en las escapadas por tus pistas forestales preferidas. Sin embargo, te das cuenta de que sólo podrás salir a pedalear una vez al mes. ¿Te compensa pagar por un seguro que te cubre los 365 días del año cuando sólo lo utilizarás durante doce? Los llamados seguros on demand son una gran alternativa para este tipo de situaciones.

En cualquier momento y lugar

Este tipo de seguros se caracterizan por su flexibilidad, por la posibilidad de contratarlos en cualquier momento y lugar, por la gran variedad de servicios y bienes que permiten asegurar y, sobre todo, porque el asegurado puede activar o desactivar la póliza cuando lo considere conveniente. Por ello, estos seguros también se denominan “on/off”.

Filosofía “pago por uso”

Básicamente, la filosofía es la del “pago por uso”. Por ejemplo, tu coche. Si habitualmente usaras tu vehículo durante los fines de semana y el resto del tiempo lo tuvieras estacionado en el garaje, un seguro on demand te daría la oportunidad de activarlo solo cuando hicieras uso de tu vehículo. Otro ejemplo: si tienes una tablet que no utilizas fuera de casa probablemente no necesitarás asegurarla, pero si te la llevas de viaje podrías activar el seguro durante el tiempo que dure ese desplazamiento.

Desde un dron hasta tu propia salud

¿Qué se puede asegurar on demand? Desde bienes como coches, motos, bicicletas, pasando por teléfonos móviles, ordenadores, cámaras fotográficas y drones, hasta llegar a viajes, seguros de accidentes, seguros de transportes de mercancías o, incluso, seguros de salud.

La clave de estos seguros es la inmediatez ya que pretenden responder a las nuevas necesidades de las generaciones de consumidores millennials y centennials: un público que busca consumir aquí y ahora, y que activa y desactiva soluciones a golpe de dedo gracias a las muchas aplicaciones tecnológicas que manejan en su día a día.

El cliente toma el control

Los expertos aseguran que este tipo de seguros, además de contribuir a abaratar las pólizas, pueden suponer un antes y un después en el mundo asegurador: el cliente toma el control de sus pólizas decidiendo cómo, cuándo, dónde y qué producto quiere asegurar, normalmente desde las aplicaciones móviles de su propio teléfono, de forma sencilla, transparente y muy intuitiva.

Volver a ACTUALIDAD

Back to top